Seleccionar página

¿Por qué se me caen las bolas chinas?

Preguntas que se repiten entre mis pacientes y alumnas sobre las bolas chinas:

¿Es bueno utilizarlas?
¿Cómo las uso?
¿Cuáles son mejores?
¿Por qué se me caen?

 

Y no me extraña que haya dudas al respecto pues hay opiniones muy diversas.

bolas chinasImagen: Adolfo Llopis Ibáñez

¿Qué son las bolas chinas?

Un dato curioso sobre este aparatito es que se piensa que su origen es japonés y no chino.

La leyenda generalizada que circula por internet es que un emperador con muchas concubinas las ideó para evitarse los preliminares (la vagina al detectar un objeto en su interior aumenta su lubricación).

Más conocido es su uso por las geishas para fortalecer su musculatura perineal y aumentar su placer y el de sus amantes, de hecho también se conocen como bolas de Geisha.

En la actualidad encontramos en el mercado bolas chinas de todos los tipos y colores, con diferentes pesos, con una o dos bolas.

Así que…

 

¿Por qué se me caen las bolas chinas?

Antes de nada sólo empezaremos a entrenar con las bolas chinas en el caso de poder sujetarlas.

Si se nos caen significa que nuestro suelo pélvico está débil y primero tendremos que trabajarlo con otra serie de ejercicios, como los de toma de conciencia, Kegel con visualizaciones, etc.

La forma más efectiva de mejorar nuestro suelo pélvico es con la guía de una fisio especializada.
Nosotras te valoraremos y te indicaremos como le puedes sacar el máximo provecho a tus bolas chinas.
Para empezar suscríbete a mi newsletter y te cuento como hacerte una valoración a tu misma.

 

¿Cómo elegir bolas chinas?

Es importante que nos fijemos en el material.
Debe ser de fácil de limpiar y evitar que crezcan bichitos indeseables.

Por todo esto son ideales las bolas de silicona médica.

En cuanto a la forma y el peso dependerá de cada una de notrosas y nuestras necesidades.

Pueden tener una sola bola o dos.

Cuando utilizamos una sola bola podemos “jugar” a subirla y bajarla en la vagina cuando ya tenemos un buen control de la musculatura.

Existen incluso modelos que vienen con bolas de diferentes pesos.

Como te digo dependerá del uso que le queramos dar y del dinero que nos queramos gastar.

También te vendrá bien tener un lubricante para introducirlas.

Te recomiendo un lubricante de base agua.
Nos permite mantener el equilibrio de la flora vaginal y evitarnos infecciones, irritaciones y alergias.
Evita los de base silicona ya que pueden cargarse las bolas.

 

¿Se te caen las bolas chinas?

¿No se te caen y no te has hecho nunca una valoración?
No hagas ejercicios al tuntún.
Sácale todo el partido conociendo bien cuál es el estado de tu suelo pélvico.

Si te suscribes a mi newsletter te mando un autotest muy sencillo con el que sabrás si tu suelo pélvico está muriendo lentamente.
Te puedes apuntar al final de esa página o pinchando aquí.

 

¿Introduces las bolas y la puedes mantener sin problemas?

Te recomiendo usarlas sólo para realizar el entrenamiento de suelo pélvico, con ejercicios como los Kegel entre otros.

Otra forma en la que también recomiendo usarlas es para ejercicios concretos como baile (la danza del vientre por ejemplo) o caminar.

Ten en cuenta que una vez introducidas en la vagina no las sentirás, salvo en movimientos bruscos que podemos notar la vibración que producen (cada bola tiene en su interior otra bola pequeña que es la que provoca esta vibración al moverse).

 

El tiempo que llevaremos las bolas chinas es importante: entre 5 y 20 minutos.

¿Por qué?

Porque, aunque pueda parecer contradictorio, junto con la debilidad de esta musculatura el otro gran problema del periné es la contractura, el exceso de activación.

Esto es fácil de entender si lo extrapolamos a la espalda.

La mayoría de nosotras alguna vez hemos tenido una sobrecarga en la espalda y si has ido al fisio a lo mismo te suena la frase: “Deberías ejercitar tu espalda, eso te ayudará a evitar las contracturas”.

Un músculo débil que no puede con la carga diaria que le imponemos puede dar dolor para evitar males mayores.

(En realidad el que da dolor no es el músculo, pero esto tiene chicha para otro artículo).

Del mismo modo el suelo pélvico puede estar débil y tener un tono elevado.
Si además le ponemos un peso extra durante mucho tiempo puede haber una respuesta de dolor por parte del cerebro, que lo puede evaluar como una amenaza.

Si no lo tienes muy claro te recomiendo que te suscribas a mi newsletter y saldrás de dudas.

 

También es importante relajar el suelo pélvico
¿Cómo sabes que lo estás haciendo?

Primero te debes asegurar que haces una activación correcta.

Para ello introduce dos dedos en la vagina y apriétalos.

No te asustes si es una presión pequeña.

Lo importante es que no sientas que la vagina empuja y expulsa el dedo.
En ese caso lo que estaremos haciendo será empujar y no contraer/activar.

Una vez dominamos la activación nos vamos a centrar en sentir la relajación.

Siente como desaparece esa presión del dedo e imagina que tu suelo pélvico es de chocolate y se deshace con el calor de tu cuerpo.

De nuevo debes estar atenta para no empujar.

 

¿Me llevarán al orgasmo las bolas chinas?

Esta es una pregunta trampa.
Las bolas chinas se podrían utilizar como juguete, contigo misma o con tu pareja.

Ahora.
Te digo que como juguete hoy otros que pueden dar mucho más juego, como los vibradores.

Las bolas chinas te ayudan a ejercitar tu suelo pélvico.

Un suelo pélvico tonificado, fuerte, flexible y a prueba de pérdidas de orina se traduce que tengas una vagina bien lubricada y firme lo que inevitablemente se nota en las relaciones.

 

Resumiendo…

  • Te recomiendo que uses las bolas chinas entre 5 y 20 minutos por sesión.
  • Aumentando el tiempo de forma progresiva.
  • Para realizar ejercicios específicos de suelo pélvico o una actividad como baile o caminar.
  • En cuanto a la frecuencia lo ideal es que entrenemos todos los días con o sin ellas (pero mejor hecho que perfecto, así que adapta los ejercicios a tu vida y no al revés).
  • Recuerda concentrarte también en relajarlo.
  • Por último, ten en cuenta que no son la única forma de entrenar el suelo pélvico y pueden ser o no la mejor opción para ti.

Acabas de leer ¿Por qué se me caen las bolas chinas?
¿Quieres aprender más sobre tu suelo pélvico?
Apúntate a mi newsletter aquí debajo.

 

 

¿Quieres saber cuál es el estado de tu suelo pélvico
en menos de 3 minutos?

Suscríbete gratis a mi newsletter y
te mando un vídeo en el que te lo explico.

Información básica sobre protección de datos: Responsable: María Pérez Suárez. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: Responder a tus emails de contacto y enviarte contenidos gratuitos e información sobre mis servicios. Legitimación: Nos das tu consentimiento expreso para ello. Destinatarios: Tus datos serán guardados por Mailerlite, mi empresa de email marketing y que cumple con la RGPD. Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Podrás ejercerlos en lapelvisrevolution@gmail.com. Si no rellenas los datos del formulario no podremos comunicarnos contigo. Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.