Causas de infertilidad femenina: la causa que provoca el 40% de los casos

Existe una causa de infertilidad femenina en la que nadie piensa y que provoca el 40% de los casos.

Se trata de factores biomecánicos achacables a adherencias o cicatrices pélvicas resultado de endometriosis, infecciones, cirugías pélvicas o abdominales, rotura de quistes ováricos o del apéndice, enfermedades inflamatorias y enfermedades intestinales, entre otras causas.

Estos factores no los solemos tener en cuenta como causas de infertilidad femenina, por lo tanto a la hora de buscar un embarazo, y son muy importantes.

Desde la fisioterapia especializada en salud de las mujeres podemos abordar estas causas de infertilidad femeninan con diferentes herramientas como una valoración completa para conocer tus necesidades concretas, terapia manual, ejercicio terapéutico y cambio de hábitos que pueden estar afectando a tu fertilidad.

Estas últimas semanas he compartido en diferentes lugares de la red más información sobre cómo la fisioterapia te puede ayudar si estás buscando un embarazo. Comparto aquí contigo estas perlas para que puedas sacarle todo el provecho y acudir a tu fisio de confianza para que te pueda ayudar:

∞ Artículo en la web de AEFENA (Asociación Española de Fertilidad Natural): ¿Qué puede hacer la fisioterapia para mejorar tu fertilidad? (Causas de infertilidad femenina)
∞ Episodio de mi podcast «La Vulva de Venus» donde hablo del Método Sintotérmico, fertilidad y fisioterapia. Puedes escucharlo aquí, en Ivoox, en Spotify o en Apple Podcast:

SI quieres tener una consulta conmigo podemos vernos online (entra aquí para ver toda la información) o en tu domicilio si vives en Madrid o en Cantabria.

¡Qué tengas una gran semana!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “Causas de infertilidad femenina: la causa que provoca el 40% de los casos”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

∞ El Método Sintotérmico

Método 5P, suelo pélvico y tronco propioceptivo. O cómo un tronco te puede ayudar a mejorar tu postura y tu suelo pélvico.

Método 5P, suelo pélvico y tronco propioceptivo. O cómo un tronco te puede ayudar a mejorar tu postura y tu suelo pélvico.

¿Qué es el Método 5P para el suelo pélvico?

El Método 5P (suelo pélvico) es una forma práctica y sencilla de equilibrar los músculos del suelo pélvico y de completar el tratamiento de problemas relacionados con estos músculos.

También se conoce como el Método ProPiocePtivo Abdomino-PelviPerineal

Allá por 2012 realizaba las primeras formaciones relacionadas con la salud pélvica.

La segunda formación que completé llevaba el nombre de “Bases y fundamentos de la pelviperineología” y los contenidos me llamaron tanto la atención que me apunté casi sin dudarlo.

El primer día del curso al entrar la profesora por la puerta lo primero que le preguntaron algunas de mis compañeras de ese fin de semana fue por «El Tronco».

Y yo pensé: «¿Qué tronco?». Y me miré a mí misma, pensando en el tronco de mi cuerpo…

Método 5P

Acabó siendo una de las formaciones más enriquecedoras relacionadas con el suelo pélvico que he hecho hasta ahora.

Me dio una herramienta, este ya casi famoso tronco propioceptivo, que utilizo casi a diario en consulta por su sencillez y los grandísimos resultados que tiene.

Con el Método 5P conseguimos unos efectos muy potentes en el equilibrio de la musculatura postural (lo que incluye al suelo pélvico y al abdomen) y el entrenamiento de la conciencia corporal.

Por eso es muy adecuado como parte del tratamiento de las disfunciones del suelo pélvico.

Se basa en dos premisas:

  1. La sobreestimulación de los receptores posturales de los pies.
  2. El desequilibrio corporal.

Con estos dos principios conseguimos equilibrar la musculatura postural de forma automática.

¿Y esto qué quiere decir?

Imagina que vas andando por una playa de piedras.

Tu cuerpo necesita encontrar continuamente el equilibrio postural para no caerte.

Tus pies son capaces de mandar rápidamente la información necesaria al cerebro para que todo tu cuerpo haga los ajustes necesarios y no te caigas, a pesar de estar andando sobre una superficie totalmente inestable.

Todos estos ajustes son involuntarios, no los tienes que pensar.

Ocurren de forma automática porque músculos como los del suelo pélvico y el abdomen en su mayor parte están formados por fibras musculares que se activan sin que tengas que intervenir voluntariamente.

Lo que más me gusta del Método 5P y del Tronco propioceptivo para el suelo pélvico es su sencillez.

Sólo tienes que aprender las pautas posturales, entender ciertas sensaciones corporales y darle constancia para beneficiarte de todas sus ventajas.

A partir de ahí puedes complicarlo todo lo que quieras, pero como fisio me encanta tener recursos sencillos que traigan tantos beneficios a mis (p)accientes.

¿Quién se puede beneficiar del uso del tronco propioceptivo para el suelo pélvico?

Cualquier persona, pues estos beneficios que he comentado antes se extienden a niños, adultos y mayores.

Eso sí, es importante el aprendizaje del Método 5P acompañada de una fisioterapeuta especializada en el mismo para evitar problemas y sacarle el máximo partido.

Por ejemplo, debemos tener cuidado en personas que tengan problemas con el equilibrio, patologías de la planta del pie, del tobillo o la rodilla.

En la mayoría de los casos en que el tronco propioceptivo puede estar contraindicado, sólo necesitaremos algunos ajustes que tu fisio te indicará.

En cuanto a disfunciones del suelo pélvico, podemos utilizar el Método 5P en caso de:

  • Estreñimiento.
  • Prolapsos/hernias vaginales.
  • Pérdidas de orina, heces o gases.
  • Varices vulvares.
  • Dispareunia: dolor con la penetración.
  • Vaginismo o imposibilidad vaginal: contracción involuntaria de la musculatura del periné que impide que cierra total o parcialmente la entrada de la vagina.
  • Anorgasmia: imposibilidad para llegar al orgasmo.
  • Debilidad o contractura del suelo pélvico.
  • Congestión pélvica: Ocurre cuando hay un acumulo de sangre en la pelvis. Se puede dar en el caso de varices pélvicas, durante la menstruación, en algunos casos de endometriosis…
  • Dolor con la menstruación o dismenorrea.
  • Dolores pélvicos y/o de espalda.
  • Dificultad para percibir y contraer los músculos de la vagina.

¿Cómo se realiza?

En consulta, tras una valoración completa, te enseño los parámetros posturales y te doy unas pautas personalizadas para que lo puedas realizar en casa.

Los parámetros posturales son muy sencillos: mirada al frente, rodillas desbloqueadas, pelvis neutra, pies a la anchura de las caderas y puente de los pies “abrazando” el tronco.

También hacemos unos ejercicios para que tengas claro qué sensaciones quieres tener en tu periné y tu abdomen y cuáles no. Esto se llama toma de conciencia: el desarrollo de la conciencia corporal es clave para reconectar con tu diafragma pélvico y en el tratamiento de cualquier disfunción que afecte a este área de tu cuerpo.

Existen 3 ejercicios básicos y tú sólo tienes que darles constancia para que el tronco te ayude a mejorar tu bienestar.

 

Puedes comprar el tronco pinchando aquí.

¿Ya tienes el Tronco y no sabes qué hacer con él?

Cada poco tiempo hago uno de mis Retos de Tronco.
Si ahora mismo tengo alguno activo lo puedes ver aquí.
Y si no está activo te puedes apuntar a mi newsletter aquí debajo.
Te enterarás la primera cuando abra plazas para le próximo reto de Tronco :)

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “Método 5P o cómo un tronco te puede ayudar a mejorar tu postura?”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

Juega y desarrolla tu conciencia corporal.
Postura y periné.

 

¿Tiene la endometriosis cura?

¿Tiene la endometriosis cura?

¿Tiene la endometriosis cura?

En agosto me diagnosticaron endometriosis.

Fui a mi ginecóloga con la sospecha en mente. Por suerte, dedicándome a la salud de las mujeres ya tenía mucha información sobre la enfermedad y conozco a varias compañeras expertas en el tema.

Aún así fue un shock y estuve un par de semanas recolocándome.

A veces me intento poner en el lugar de las personas que os acaben de dar el diagnóstico, que no tengáis información previa y, quizás, no os hayan informado desde la calma, el cariño y el cuidado y me da mucha pena.

 

Muchas seguro que os sentís solas y perdidas. E internet es un mal compañero en estos casos; puede hacer más mal que bien.

La primera búsqueda que estamos tentadas a hacer es «¿Tiene la endometriosis cura?».

 

Es muy fácil toparse con muchos mitos: se cura con los embarazos, con las operaciones, con tratamiento hormonal…

La endometriosis es una enfermedad sistémica, es decir no sólo afecta a nuestro sistema ginecológico, también afecta al endocrino, al digestivo, al inmune, etc. Además, tiene un componente de inflamación de bajo grado.

 

Por desgracia la enfermedad, por ahora, no tiene cura. Todo lo que podemos hacer es tratamiento sintomático. Esto puede implicar una gran mejora de la calidad de vida y creo firmemente que es muy importante que lo tengas en cuenta. No por tener endometriosis vas a sufrir el resto de tu vida, somos muchas las que vivimos la enfermedad sin dolor, por ejemplo.

 

endometriosis cura

 

Cada caso es un mundo y es necesario individualizar los tratamientos, sin protocolos rígidos y centrado en la sintomatología. A grandes rasgos todas nos vamos a beneficiar de:

Tratamiento nutricional personalizado con una nutricionista especializada en salud hormonal. Esto es importantísimo.
Fisioterapia: Las fisios especializadas podemos tratar las contracturas y/o adherencias que puede generar la enfermedad,  las descompensaciones posturales,  la movilidad de los órganos pélvicos y podemos recomendarte ejercicio adaptado a tu caso, entre otras cosas. El tratamiento fisioterapéutico te puede ayudar a mejorar mucho tu calidad de vida.
Psicología y/o sexología: en definitiva el tratamiento debe ser multidisciplinar.
Ginecología, endocinología y otras especialidades médicas en función de los sistemas afectados en cada persona.

Para terminar te quiero dejar unos consejos basados en mi experiencia si te acaban de dar el diagnóstico:

  1. Ten cuidado con la información que lees o que te llega: se escriben y se dicen auténticas burradas sobre la enfermedad y sobre la salud de las mujeres en general. Creo que es hora de que empecemos a pedir explicaciones sobre estas burradas. Si un profesional dice algo sobre la enfermedad debería basarse en datos objetivos no en su opinión o sus intereses.
  2. Permítete tus momentos de bajón pero, por favor, no te regodees en ellos. Apóyate en tu red de personas cercanas y si es necesario busca ayuda psicológica ¡Mucho ánimo!
  3. Si tienes dolor, no le eches la culpa sólo a la endo. Existen muchas causas posibles de tu dolor, y como te he comentado más arriba existen alternativas a la medicación y los anticonceptivos como único tratamiento.
  4. Elige con sabiduría en quién y en qué quieres gastar tu energía.

Te dejo aquí las stories en las que hablé de este tema y un post de mi cuenta de Instagram dónde encontrarás más mitos relacionados con la endometriosis.

 

Si crees que te puedo ayudar no dudes en pedirme una consulta online donde te puedo acompañar en este proceso y darte herramientas que te sirvan a ti de forma personalizada.

¡Un fuerte abrazo!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer «¿Tiene la endometriosis cura?» Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

Endometriosis: algunas cosas que deberías saber.
Mi regla muchas veces ha sido un suplicio.
Salud hormonal y fisioterapia de la mano de Endofem.
Salud hormonal y fisioterapia de la mano de Endofem (2ª parte).
El dolor invisible en las mujeres.
El sexo no debe doler.

¿Crees que el dolor al tener relaciones sexuales es normal?

¿Dolor al tener relaciones sexuales?
El sexo no debe doler, nunca. Ni la primera relación, ni en ciertas posiciones, ni al llegar al orgasmo…

Hoy quiero compartir contigo el directo que hicimos Arantxa (@arantxaf.peinado) y yo en Instagram antes de irnos de vacaciones.

Con estos directos queremos romper con la idea de que es normal que los procesos vitales y fisiológicos de las mujeres sean dolorosos.

Tanto Arantxa como yo hemos tenido experiencias de dolor que han sido normalizadas y que han resultado tener una base disfuncional o patológica.

Las dos todas las semanas vemos pacientes que viven con dolor y en la mayoría de los casos, con falta de información.

Así que nos juntamos y hablamos desde la experiencia con las mujeres que acompañamos en consulta, pero también desde nuestras propias experiencias.

Te dejo el vídeo y también al audio que está subido a mi programa de podvast en Ivoox: La Vulva de Venus. También puedes encontrar el vídeo en mi IGTV de Instagram, pincha aquí para acceder.

Hablamos sobre el dolor al tener relaciones:

– La normalización del dolor en el postparto.
– Dolor en la primera relación sexual con penetración.
– Educación sexual.
– Miedo al acudir a consulta de fisioterapia.
– La regla del NO dolor.
– «LA ZONA GENITAL NO TIENE QUE DOLERNOS NUNCA, si duele es porque pasa algo.» – por Arantxa, frase para enmarcar.
– Dolor y rechazo a la genitalidad.
– Dispareunia (dolor con la penetración).
– Vaginismo (contracción involuntaria de la musculatura del suelo pélvico que cierra la vagina).
– La sexualidad más allá de la penetración.
Y más…

Ayúdanos a llegar a más mujeres compartiendo esta valiosa información.

Recuerda que puedes pedirme una consulta online donde te puedo acompañar y guiar en tu proceso.

¡Un fuerte abrazo!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “El sexo no debe doler ¿Crees que el dolor al tener relaciones sexuales es normal?”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

∞ El dolor invisible en las mujeres.
Endometriosis: algunas cosas que deberías saber.
Episiotomía y fisioterapia: «Han pasado dos años y aún me duele.»
El dolor invisible en las mujeres

El dolor invisible en las mujeres

Hace poco pregunté por redes sociales por qué pensaban que el dolor en los procesos fisiológicos de las mujeres están tan normalizados.

Hubo un poco de todo, pero la tónica general venía a coincidir con mis pensamientos: vivimos aún en una sociedad patriarcal que pone a los hombres como la norma. Por lo tanto hay muchas enfermedades que no están estudiadas en función de nuestras diferencias fisiológicas. Por ejemplo, se sabe que los síntomas de un infarto de corazón son dolor/presión en el pecho y en el brazo izquierdo.

¿No?

Pues en el caso de las mujeres lo más común es dolor en cuello, garganta, mandíbula y espalda, dificultad para respirar, nauseas o vómitos, dolor abdominal, etc. Que también pueden pasarle a los hombres, pero en ellos es menos habitual.  A veces esto en las mujeres no se reconoce y se puede diagnosticar como ansiedad u otras cosas, lo que disminuye enormemente nuestras posibilidades de sobrevivir…

El dolor invisibles en las mujeres

Comparto hoy con vosotras el podcast del directo de Instragram que hice junto a mi gran compi Arantxa, también fisio, para hablar del dolor invisible en las mujeres.

Hablamos sobre:

– La falta de investigación en cómo se manifiestan las enfermedades en las mujeres.
– Nuestras propias experiencias con el dolor.
– Los mitos que acompañan nuestra salud, y el contexto psicosocial , que favorecen la normalización del dolor en la mujer.
– También hablamos de placer ;)
– Respondemos a las preguntas que nos planteáis.

También puedes ver el directo en vídeo en el IGTV de Arantxa (@arantxaf.peinado).

Para más información:
Endometriosis: algunas cosas que deberías saber.
Episiotomía y fisioterapia: «Han pasado dos años y aún me duele.»

12. Salud hormonal de la mano de Endofem (2ª parte)

12. Salud hormonal de la mano de Endofem (2ª parte)

¿Quieres aprender más sobre Salud Hormonal?

Como ya sabéis, la semana pasada empecé una nueva colaboración con Marina Pérez de Endofem, fisioterapeuta y experta en salud hormonal. Sigo pasando a audio parte de las publicaciones de su perfil de Instagram para que las puedas escuchar en mi programa de podcast La Vulva de Venus.

Esta semana te presento el 2º episodio con todo este contenido…

Contenido de hoy (2ª parte):

– El dolor pélvico crónico en la endometriosis.
– El papel de las prostaglandinas en la endometriosis.
– Cistitis intersticial y endometriosis.
– El dolor menstrual NO es normal.
– Endometriosis: enfermedad inflamatoria y dependiente de estrógenos.
– Endometriosis, microbiota y síntomas digestivos.
– Disfunción del suelo pélvico en endometriosis.
– Las pastillas anticonceptivas NO regulan tu ciclo, LO INHIBEN.
– Las pastillas anticonceptivas no solucionan el Síndorme de Ovario Poliquístico, lo enmascaran.
– Endometriosis: tratar a la paciente y no a la enfermedad.
– Endometriosis, inflamación y resistencia a la insulina.
– Cuida tu hígado para mejorar tu salud hormonal.
– Las anticonceptivas tratan el síntoma y no la causa del dolor menstrual.
– Cuida tu microbiota para mejorar tu salud hormonal.
– Anticonceptivos orales en SOP y sus posibles efectos secuundarios.
– Melatonina, luz y sueño en el ciclo menstrual.
– Cuida tu vagina durante toda tu vida.

Sobre Marina y Endofem:

«Mi nombre es Marina Pérez y soy una de las componentes de @endofem__ .

Soy fisioterapeuta y osteópata especializada en dolor crónico, suelo pélvico y ginecología. Actualmente dirijo una clínica en Granada (@caelumclinica ) donde ayudo a pacientes a mejorar su estado de salud y su calidad de vida.

Este proyecto nos permite compartir información con todxs vosotrxs, pero también enriquecernos y conocer a profesionales increíbles con los que aprendemos día a día.»

Puedes encontrar a Marina y su equipo en su perfil de Instagram @endofem__ y en su web https://caelumclinica.es/proyecto-endofem/

Música: «Swang Song» de Paper Navy

Más info sobre salud de la mujer y fisioterapia:
Web: concienciamujer.es
Facebook: @conciencia.eti
Instagram: @maria_fisiomujer